Un ventilador centrífugo de bajas revoluciones impulsa al aire a través de cartuchos filtrantes de amplia superficie y fácil recambio autolimpiados por pulsos de aire comprimido a contracorriente, recuperándose el polvo residual en una tolva colocada en su inferior. Son cabinas utiles cuando se trabaja con pocos colores y se necesita un tamaño compacto y bajo nivel de ruido

Trabajos

Contactar asesor